Ankheg

Monstruosidad Grande, No alineado

Pocos depredadores son más aborrecidos que el ankheg, un enorme insecto excavador que puede agarrar a un humano con sus mandíbulas y escupir un ácido capaz de corroer el acero. Esta bestia es experta en moverse por túneles subterráneos, donde aguarda hasta detectar calor o vibraciones que le den la señal para atacar de forma sorpresiva y letal.

Origen: Reglas básicas
Categoría: Monstruo
Clase de armadura: 14 (armadura natural, 11 mientras está tumbado)
Puntos de Golpe: 39 (6d10+6)
Valor de desafío: 2 (450 PX)
Velocidad: 30 pies, 10 excavando

Fue Des Con Int Sab Car
17 (+3) 11 (+0) 13 (+1) 1 (-5) 13 (+1) 6 (-2)

Sentidos: Visión en la oscuridad 60 pies, Sentido de la vibración 60 pies, Percepción pasiva 11
Idiomas: -

Acciones

  Mordisco. Ataque de arma cuerpo a cuerpo: +5 al ataque, alcance 5 pies, un objetivo. Impacto: 10 (2d6+3) puntos de daño cortante más 3 (1d6) puntos de daño por ácido. Si el objetivo es una criatura Grande o más pequeña, queda agarrado (escapar CD 13). Hasta que la presa termine, el ankheg solo puede morder a la criatura atrapada y tiene ventaja en las tiradas de ataque para hacerlo.

  Rociar ácido (recarga 6). El ankheg escupe ácido en una línea de 30 pies de largo y 5 pies de ancho, siempre y cuando no le esté haciendo una presa a una criatura. Toda criatura que se encuentre en esa línea debe realizar una tirada de salvación de Destreza CD 13; si falla, recibe 10 (3d6) puntos de daño por ácido y, si tiene éxito, la mitad.

Compartir