Erudito

Rodeado de libros y pergaminos, has dedicado tu vida a la búsqueda de conocimiento y descubrimientos. Tras una intensa educación, mucho mejor que la que la mayoría puede permitirse, tomaste la decisión de que el estudio sería tu única ocupación. Desde aquel momento has intercalado largas jornadas de lectura a la luz de las velas con viajes a templos y bibliotecas para hallar nuevos volúmenes para avanzar en tu carrera.

  Competencia con habilidades. Historia y Investigación

Crear personaje Erudito Compartir

Los círculos de estudio son agrupaciones de eruditos que se reúnen para avanzar juntos en la búsqueda de conocimiento, y hasta los estudiantes más autodidactas recurren a otros expertos en algún momento. Cuentas con la simpatía de un grupo o congregación con una biblioteca a su cargo a la que puedes acudir para investigar y dejar a su cargo los frágiles textos que manejas. Define junto al director de juego el grupo al que perteneces, así como su sede y sus ámbitos de estudio. Siempre que acudas a ellos para estudiar, no tendrás que pagarles el coste diario que suele exigir. A cambio de acceder al conocimiento sin limitaciones, es probable que otros eruditos te pidan tu opinión o tu ayuda eventualmente. Además, tras tantos años de estudio, has memorizado gran cantidad de información sobre un campo en concreto al que dedicas gran parte de tu tiempo. Cuando realizas investigaciones sobre dicho campo, no tienes la necesidad de acudir a ningún tomo concreto, salvo casos excepcionales, y el tiempo de estudio será la mitad del que invertiría cualquier otra persona.

Características sugeridas

Muchos eruditos son personas solitarias que pasan gran parte de su tiempo enclaustradas, relacionándose solo para progresar en los estudios. Valoran su intelecto por encima de todo y aprecian el conocimiento y la cultura, lo que les lleva muchas veces a menospreciar a los que no han recibido educación formal.
  1. Mi voz monótona y calmada hace que la gente no me preste atención más que unos segundos.
  2. Visto con ropas muy comunes y de colores apagados, no me gusta llamar la atención de los demás.
  3. Siempre que puedo añado algún dato histórico a las conversaciones.
  4. Cuando vuelvo de mis viajes escribo todo lo que he hecho en un pesado volumen de mi biblioteca.
  5. Considero que mi campo de estudio es mucho más importante y vital que el resto.
  6. Tiendo a crear conexiones y relaciones entre todo lo que ocurre a mi alrededor, aunque a veces sean improbables o enrevesadas.
  7. Jamás me guardo una pregunta para mí mismo, mi curiosidad me lleva a indagar sobre todo lo que pueda interesarme.
  8. Los libros y pergaminos me importan más que las personas; la gente puede cuidarse a sí misma.
  1. Pueblo. Gracias a mis descubrimientos mejoran las condiciones de vida de mi gente (bueno).
  2. Curiosidad. Aún queda mucho por comprender de este mundo, secretos por revelar y lugares a los que llegar (neutral).
  3. Poder. Cuanto más aprendo de lo que me rodea, más fácil me resulta manipularlo a mi favor (maligno).
  4. Magia. Existen energías arcanas muy poderosas de las que apenas sabemos nada (neutral).
  5. Cambio. No debemos aceptar las cosas tal y como son, está en nuestra mano dar forma al mundo (caótico).
  6. Lógica. Los sentimientos y creencias irracionales nos alejan del verdadero conocimiento. Son los hechos los que cuentan (legal).
  1. Llevo tiempo tratando de hacerme con un antiguo manuscrito sobre el que he leído en muchas ocasiones.
  2. Las pesadillas en las que aparece ese lejano lugar antinatural cada vez son más vívidas y aterradoras.
  3. Los libros y pergaminos que estudiaba mi padre es lo único de lo que nunca me desprendo.
  4. Centro mis estudios en salvar a mi aldea natal de la amenaza que se aproxima.
  5. Un poderoso noble se encarga de mi sustento desde que mis estudios llamaron su atención.
  6. Abandoné a mi familia y mi pueblo en la infancia para poder estudiar y no he vuelto a saber nada de ninguno de ellos.
  1. Cuando me meto entre libros y documentos pierdo la noción del tiempo y de la realidad.
  2. He hecho cosas despreciables para conseguir conocimiento prohibido. Me siento culpable, pero sé que seguiré haciéndolo.
  3. Mi marcado tartamudeo hace que nadie me tome en serio.
  4. Algunos ignorantes se molestan por mi falta de aseo y limpieza. No comprenden que no puedo perder tiempo en esas trivialidades.
  5. Uno de mis descubrimientos me ha puesto en el punto de mira de una logia secreta que trata de silenciarme.
  6. Tras años de tomar toda clase de sustancias para concentrarme, ya no soy capaz de estudiar sin ellas.