Marinero fluvial

Marinero fluvial

Uno de los accidentes geográficos que más impresionan tanto en la superficie de Voldor como en su subsuelo son los enormes canales de agua dulce que crearon los Peregrinos. Recorriendo cientos de millas y con un caudal suficiente para ser navegable, estos canales se han convertido en la base de una gran cantidad de ciudades y pueblos, así como en una formidable red de comercio. Enormes galeras recorren estos canales cargando mercancías de un lugar a otro, siempre con cuidado de no terminar en alguna de las caídas que guían al agua hasta las profundidades de Vajra. Esta dependencia de los canales ha atraído a la mayoría de pueblos hacia ellos, por lo que la navegación es el destino de la mayoría de los que quieren viajar o comerciar por Voldor. Los marineros fluviales os encargáis de las embarcaciones, sean grandes galeras de los gremios de comercio, sean pequeñas barcas con las que cruzar de una orilla a otra. Aunque a simple vista parezcan canales calmados y navegables, toda clase de criaturas habitan sus aguas y las construcciones de los Peregrinos son tan útiles como peligrosas. Cuando elijas este trasfondo, piensa junto al director de juego en cómo ha sido tu pasado a bordo de un navío: puede que fueras un grumete en un buque mercante de algún gremio, un soldado de una flota militar al servicio del rey o simplemente un trotamundos que ha servido en decenas de navíos para poder ver mundo.

  Competencia con habilidades. Atletismo y Percepción

Crear personaje Marinero fluvial Compartir

Desplazarse a bordo de un barco es la manera más rápida de moverse en Voldor. La mayoría de información se transmite por los canales, viajando desde la superficie hasta el interior y viceversa, y por eso las tabernas de los puertos son uno de los lugares donde más rumores pueden encontrarse. Como experto marino de los canales que eres, tienes una larga lista de historias que contar y sabes a quién preguntar para averiguar lo que necesites, como el estado de una ruta, el clima político de un lugar lejano o si alguien en concreto viaja por alguno de los canales. En función de lo común que sea la información, el director de juego establecerá cuánto tiempo y oro te costará dar con la respuesta.

Características sugeridas

Los marineros fluviales suelen ser hombres y mujeres ariscos, conocidos por su temperamento y sus blasfemias, de las que proviene la expresión «maldecir como un marino del cañón de Xerecron». También son personas disciplinadas, conscientes de que un despiste puede tener conclusiones nefastas.
  1. Cuando algo me hace gracia, mis carcajadas resuenan por toda la cubierta.
  2. Siempre que subo a bordo llevo a cabo unos pequeños rituales para que la suerte me acompañe durante el viaje.
  3. No hay excusa cuando hay tareas por hacer. Mis compañeros pueden contar conmigo.
  4. Cada vez que alguien cuenta una batallita, yo tengo una mejor.
  5. Cualquier momento y lugar es adecuado para un escarceo amoroso.
  6. Durante las tormentas a bordo disfruto de contemplar la fuerza de la naturaleza en la cubierta del navío.
  7. Siempre que llego a un nuevo lugar, me gusta relacionarme con las gentes de allí y aprender todo lo posible de su cultura.
  8. No soporto que me de órdenes gente mucho menos capaz que yo, con un cargo que se han ganado por su fortuna o linaje.
  1. Libertad. Mi trabajo a bordo me permite vivir sin ataduras hacia ninguna persona ni lugar, libre para ir donde me plazca (caótico).
  2. Riqueza. En los canales se pueden encontrar grandes cantidades de oro y sal, las dos cosas más valiosas que uno puede desear (maligno).
  3. Pueblo. Los bienes que trasportamos ayudan a que prosperen pueblos y ciudades. Sin mi trabajo la vida sería mucho más complicada (bueno).
  4. Destino. La vida es como el agua de los canales, viaja por un sendero marcado y no puede escapar por mucho que lo intente (neutral).
  5. Disciplina. Para que el barco llegue a buen puerto, todos los miembros de la tripulación deben seguir las órdenes y cumplir su parte (legal).
  6. Diversión. En los puertos de los grandes canales puede encontrarse todo lo que una persona puede desear (caótico).
  1. Hace años una hechicera karasu leyó mi destino en las cartas en una taberna de mala muerte. Aún espero que se cumpla su predicción.
  2. Hui a tiempo de una enorme galera comercial que se precipitó a lo profundo de Vajra. Sus restos y la mercancía que transportaba deben de seguir allí.
  3. He servido durante años en una galera para evitar que me encarcelaran en mi tierra natal.
  4. Aprecio a mi capitán y al resto de la tripulación más que a ninguna otra cosa en el mundo; ellos son mi familia.
  5. Aún tengo pesadillas con los relatos de horribles criaturas submarinas que contaban los escasos supervivientes del naufragio.
  6. Mi antiguo capitán se quitó la vida tras asegurar que el navío estaba maldito. Desde entonces la tripulación nos sentimos inquietos a bordo.
  1. La vida recompensa a quienes más se arriesgan. Nunca rechazo una apuesta, por descabellada que sea.
  2. Cuando no me encuentro a bordo de un navío, el lugar más fácil para encontrarme es la taberna.
  3. Mi pasado como pirata podría ponerme en muchos aprietos si me reconociesen en algún puerto.
  4. Mis constantes bravuconadas e insultos me han conducido a muchas peleas.
  5. Jamás se debe romper la cadena de mando. Si alguien da una orden, es con una razón, aunque a veces no lo parezca.
  6. Por culpa de mis ardientes y efímeras relaciones, tengo enemigos en multitud de puertos a lo largo del canal.