Artista

Has nacido con un don, un gran talento en un estilo de arte, o varios, y has centrado tu vida en ello. Puede ser que poseas una enorme habilidad a la hora de tocar un instrumento, que tus cuadros dejen sin aliento a quienes los contemplan o simplemente que nadie puede contener la risa ante tus chistes y ocurrencias.

  Competencia con habilidades. Interpretación y Persuasión

Crear personaje Artista Compartir

Aunque puede que haya gran cantidad de gente que se considera artista, solo aquellos que más brillan llegan a permitirse una buena vida. Es muy común encontrar toda clase de artistas tratando de gustar a los nobles prestándoles sus servicios. Tu fama como artista es suficiente para que tu nombre sea conocido, y cualquier noble se alegrará de disponer de tus servicios para amenizarlos a él y sus invitados o familiares. Siempre que estés desempeñando tu oficio en la corte de un noble, recibirás sustento y alojamiento de un estilo de vida cómodo, o puede que superior si se trata de la corte de un gran señor. Además, poco a poco tu fama se irá expandiendo y cada vez más gente se interesará por tu obra.

Características sugeridas

Los artistas tienden a ser personas con una gran creatividad y mucha habilidad para plasmar sus sentimientos en sus obras, pero no solo dependen de sus creaciones, pues una personalidad llamativa puede ser suficiente para entretener a la muchedumbre. Sin embargo, algunos artistas se dejan llevar por la fama y el orgullo, y otros, por las fantasías más propias de los cuentos e historietas que de la realidad.
  1. No soporto que no me respeten; soy incapaz de pasar por alto cualquier provocación o insulto.
  2. Creo que cualquier momento y lugar es bueno para escuchar una de mis anécdotas.
  3. Me encanta que la gente hable de mí; prefiero que se hable mal a que no se hable.
  4. Odio que las cosas se hagan mal y siempre estoy corrigiendo a los demás.
  5. Adoro la música, la comida y la buena compañía. Nunca digo que no a una buena fiesta.
  6. Siempre que puedo, disfruto de la naturaleza y del paisaje, aunque eso me haga quedarme atrás.
  7. La vida está para vivirla con calma, agobiarse por las prisas es perjudicial para la salud.
  8. Cuando algo se me mete en la cabeza, no hay nada ni nadie que pueda hacerme cambiar de opinión.
  1. Tradición. Los grandes artistas de épocas pasadas son mi ejemplo a seguir. Aspiro a igualar sus obras (legal).
  2. Curiosidad. Ahí fuera hay todo un mundo que puedo plasmar en mis obras (neutral).
  3. Avaricia. Hago todo lo que hago pensando en el beneficio que voy a lograr (maligno).
  4. Belleza. Hasta con lo más simple y mundano se puede crear una obra magnifica (caótico).
  5. Cambio. Lo que no cambia está condenado a desaparecer (caótico).
  6. Amistad. Mis amigos son mi inspiración, gracias a ellos soy mejor como persona y como artista (bueno).
  1. Debo realizar esa gran obra de arte que vislumbro a menudo en mis sueños y que apenas recuerdo al despertar.
  2. Sé lo dura que es la vida y no pienso dejar que otros compañeros de profesión sufran como yo he sufrido. Les ayudaré cueste lo que cueste.
  3. Desde que mi anterior mecenas se arruinó, busco a alguien que se interese por mis obras.
  4. Aquel rival trató de hundir mi carrera jugando sucio; no dejo de pensar en el momento de mi venganza.
  5. Me he prometido a mí mismo que llevaré mi cultura y mis tradiciones a todos los rincones del mundo.
  6. No volveré a ver a mi amor hasta que no termine una obra digna de ganarme su corazón.
  1. Estoy dispuesto a hacer cualquier cosa por reunir obras de arte para mi colección.
  2. Engañé a una familia noble para conseguir dinero y todavía ofrecen una recompensa por mi cabeza.
  3. Vivo con miedo a que la gente descubra que la obra por la que se me conoce no la hice yo.
  4. Solo consigo inspiración artística bajo el consumo de alcohol y sustancias alucinógenas.
  5. No soporto el alboroto a mi alrededor; estar con muchedumbres y ruido me hace perder los nervios.
  6. Por culpa de mi aspecto descuidado, la gente desconfía de mí y me rehúye.